La fusión entre la moda y el arte está siempre presente en su trabajo, combinando diseño de vestuario, estilismo y dirección de arte. Contar una historia a través de prendas, colores y objetos es lo que más la caracteriza.